Hace una temperatura maravillosa que me carga las pilas y ganas de cambios en mi imagen…¿pero el qué?

Seguro que a muchas de vosotras os sucede lo mismo, queréis una nueva imagen, pero no sabéis que hacer  exactamente para conseguirlo sin tener que pasar por un cambio drástico de corte y color, así que yo os propongo el flequillo para lograr ese aíre más chic! Pero eso sí, antes de lanzarnos debemos ser aconsejados por un estilista en la peluquería. Él te dirá qué tipo de flequillo es el más acertado en función de tus facciones y adapatarlo al estilo que más te gusta, porque chicas, no debemos guiarnos por una actriz o cantante que nos guste, ya que tal vez no tengas el mismo tipo de rostro que ella.

Si te gustan los flequillos rectos, has de saber que solo sienta bien a personas con la frente ancha, pero con un rostro alargado u ovalado. Abstenerse aquellas chicas que tengan la mandíbula muy marcada, la línea horizontal que crea el flequillo daría amplitud de más a la cara.

Existe la versión más setentera como es el flequillo recto y largo. Se consigue un look muy sexy y además ofrece más libertad de peinado; lo puedes llevar hacía abajo, a un lado, en cortinilla, despeinado…Este flequillo sienta de maravilla a chicas con el rostro alargado  y estrecho, pero si no tienes la frente muy ancha, intenta que el flequillo salga desde muy atrás. Si tienes mucho pelo, lo mejor es que lo descargues en los laterales.

El flequillo asimétrico sienta bien a la mayoría de nosotras. Es muy versátil, puede disimular imperfecciones del rostro, así como dar mas longitud a rostros redondos. Para mi es el más sofisticado y adecuado para llevar en grandes eventos.

Si quieres dulcificar tu rostro, opta con un flequillo recto, con mechones mas largos y peinado hacia dentro, y con coleta te dará una imagen de lo más Brigitte Bardot.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies