CÓMO RECUPERARSE DE LOS EXCESOS DE ESTAS NAVIDADES

Siempre he sido poco creyente en esto de las pastillitas que ayudan adelgazar, quema grasas…Aquellas que te prometen el oro y el moro y lo único que hacen es dejarte el bolsillo pelao. Me habréis leído ya varias veces que lo importante para mantener la silueta es llevar una alimentación saludable rica en fibra y vitaminas y practicar deporte, pero lo más importante es saber a qué hora debes ingerir las proteínas, grasas e hidratos de carbono.

¿Es el tiempo que el que rige nuestro metabolismo? Yo diría que si.

Al levantarnos necesitamos energía para afrontar el día y es el momento de tomar la mayor parte de hidratos de carbono que vamos a tomar durante el día, pero ojo,nunca debes empezar por ellos, es decir, lo idóneo sería tomar primero la proteína como puede ser la leche, pavo, queso de burgos…y después los hidratos de carbono simples (son los que tardan muy poco tiempo en descomponerse y activan el metabolismo) como una pieza de fruta y los hidratos de carbono compuestos (son de lenta descomposición y ralentiza el metabolismo a partir de la tarde) como pan o cereales integrales. Todo ello se debe a la insulina, si lo primero que te tomas en el día es un zumo de naranja, le estás dando tanta glucosa al cuerpo que hace que los niveles de insulina se disparen, aumentando las calorías y la producción de grasa.

Cuando llega la hora de comer hay que empezar a reducir la ingesta de hidratos y aumentar la de proteínas. Por ejemplo, si has tomado un ball de cereales por la mañana y por la tarde tienes mucho lío en la oficina, puedes tomar un poco de pan en la comida y centrarte solo en proteínas e hidratos simples como una ensalada o una parrillada de verduras, acompañada de una merluza a la plancha, por ejemplo. A las cuatro de la tarde suena la alarma, nuestro metabolismo comienza a ir cada vez más lento y es la hora de cerrarles la puerta a los hidratos. Y es por esto mismo, por lo que estoy pensando en probar “esas pastillitas mágicas”, ya os dicho que no creo en estas cosas, pero YNC25 no me esta prometiendo un milagro, me esta contando que estas pastillas son capaces de absorber el 66% de las calorías de los hidratos de carbono que comemos durante el día y que de este modo el metabolismo trabaja más rápido.

Se trata de un producto natural cuyo componente son la faseolomina, una proteína de la judía blanca que consigue bloquear 2/3 de los hidratos de carbono que podamos tomar durante al día, y aparte de evitar que estos hidratos se transformen en triglicéridos, la grasa más abundante del cuerpo .El segundo componente es el Picalinato de cromo, un mineral que ayuda a controlar la ansiedad, sobre todo en épocas difíciles, consiguiendo activar el metabolismo al haber menos cantidad de hidratos, que a su vez ayuda a perder peso, aparte de controlar los picos de insulina y no perder masa muscular.

Este tipo de producto está recomendado para comidas copiosas que sabes que el único ejercicio que vas hacer es el de levantarse de la mesa al sofá para echarte la siesta, pero no lo veo como una solución para perder peso a largo tiempo, ni como una ventana abierta a los hidratos de carbono sin engordar, si al cuerpo lo acostumbras a tomar esas pastilla día tras día, lo harás inmune y no te servirán de nada.

Voy a probarlo, este fin de semana tengo comida de las largas y me pasaré ;), ya os contaré si mi báscula no lo nota al día siguiente.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies